España en el 10º puesto en exportación de alimentos.

23/10/2017
  • Supermercado

El sector agroalimentario español mantiene una de las posiciones de liderazgo en el comercio exterior de la Unión Europea y también a nivel mundial, aunque las empresas quien potenciar la diversificación para escalar posiciones, mejorando sus resultados en destinos como Latinoamérica y Asia.

El presidente de Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), Mané Calvo,  expresaba ayer su confianza en que España pronto podrá mejorar su posición y “superar a sus competidores directos, ese es el reto”.

Los datos de la FIAB sitúan a España como el sexto país de la Unión Europea que más exporta y el décimo a nivel mundial. La industria agroalimentaria “mantiene la senda de crecimiento” en la producción, el empleo registra tasas récord de afiliación y la balanza comercial “no deja de mejorar” por el “excelente” comportamiento de las exportaciones.

La agroindustria es “un gran motor” de la economía en todo el territorio español y es generadora de empleo y riqueza, afirmó el presidente de la FIAB, quien aboga por mantener la apuesta de FIAB y sus empresas por la internacionalización, la innovación, el empleo y el talento con el fin de alcanzar los objetivos marcados para 2020.

Como bazas de éxito, resaltó que los alimentos y bebidas españoles tienen valor añadido, innovación, calidad y seguridad.

Por otra parte, recordó que crecen las empresas de mayor dimensión y, de esta forma, “poco a poco contamos con una estructura empresarial más fuerte y de mayor escala, lo que sin duda nos ayuda para poder preparar y afrontar nuevos retos de futuro”.

Según datos de la FIAB el sector volvió a marcar una cifra récord en 2016 con una facturación de 96.400 millones de euros, un crecimiento nominal del 1,3 % que consolida su liderazgo y supera los niveles previos a la crisis.

El valor añadido bruto sumó 29.400 millones de euros, cifra que representa el 3 % del PIB español y del 21 % de la industria manufacturera, especificó. En cuanto a las exportaciones, ascendieron a 27.500 millones de euros el año pasado, un 8,4 % más interanual, con un superávit que mejoró un 21 %, hasta 7.250 millones de euros.

En 2016, el empleo directo en el sector superó las 480.000 personas, el 37 % mujeres, un +2 %, con 9.500 nuevos ocupados y una afiliación a la Seguridad Social que creció el 3,4 %.

En este sentido, la industria apuesta por el talento, con la contratación de menores de 30 años, segmento que representa 14 puntos por encima de la media española y de otros sectores productivos.

Fuente: EFEAGRO.

Archivo

2018
2017
2016