Entrega de la ayuda de la "I Convocatoria de ayudas a la transferencia del conocimiento" de la Cátedra AgroBank.

26/10/2017
  • Cheque
  • Firma

El 24 de octubre tuvo lugar en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza el acto de entrega de la ayuda concedida en el marco de la “I Convocatoria de Ayudas de la Cátedra AgroBank para la transferencia del conocimiento al sector agroalimentario”.  A esta primera convocatoria han concurrido 9 proyectos presentados por investigadores de 5 comunidades autónomas diferentes (Aragón, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana y  Galicia). La ayuda, de 9.000 euros, ha sido otorgada al proyecto presentado por el Dr. José Antonio Beltrán Gracia, catedrático de la Universidad de Zaragoza, titulado “Desarrollo de pastas alimenticias enriquecidas con lubina (D. labrax) de producción nacional para fomentar la ingesta de pescado a través de formas no tradicionales de consumo”, y cuenta con el apoyo de la empresa Innova Obrador S.L, sita en San Mateo de Gállego (Zaragoza) en la cual se fabricarán las pastas (seca y fresca) objeto de estudio, contando para ello con la participación de la Sra. Teresa Pérez, responsable del laboratorio de I+D & Calidad de la empresa.

Según el Dr. Beltrán, el proyecto "propone el desarrollo a nivel industrial de pastas alimenticias enriquecidas con concentrado no desgrasado de proteína de lubina (D. labrax) procedente de acuicultura nacional, probando varios formatos y formas de conservación para finalmente escoger, al menos un par de tipos de pasta inocuas, apetecibles y nutricionalmente diferenciadas que puedan salir al mercado regional o nacional y le permitan al consumidor español diversificar la forma en que consume pescado, gracias a su innovadora incorporación en un producto alternativo, relativamente económico y versátil como lo es la pasta". El proyecto "por un lado, pretende mejorar el aprovechamiento de recortes y restos de lubina de producción nacional, que de otra manera probablemente serian desechados; mientras que por el otro con dicho material procura mejorar las características nutricionales y sensoriales de un alimento difundido y emblemático como es la pasta. Las pastas elaboradas, de acuerdo con los resultados de experiencias anteriores, serán orientadas de dos maneras. En primer lugar, aquellas dirigidas a consumidores que deseen y le guste el pescado, caracterizadas por poseer un acentuado sabor y aroma. En segundo lugar, otras de composición y aporte nutricional similar a las primeras, pero con propiedades organolépticas atenuadas para hacer casi imperceptible tanto el olor como sabor a pescado. Estas últimas serán destinadas principalmente al público infantil, en edad escolar, que ha demostrado no tener mucha afición por el pescado pero que, sin embargo, tienen mucha preferencia por la pasta y el arroz como alimentos principales en sus dietas. De esta manera, se busca abrir un nuevo nicho de mercado que fomente y permita la ingesta de pescado mediante una forma no tradicional y alternativa de consumo".

El Jurado ha tenido en cuenta que el proyecto pretende, por un lado, combatir el desperdicio alimentario al utilizar recortes y restos de lubina con valor nutricional, y por otro producir un alimento nuevo con propiedades saludables (rico en ácido grasos omega-3) y potencialmente dirigido al público en general y a los niños en particular, a los que no suele gustar el pescado. También ha valorado muy positivamente la factibilidad de protección industrial de la tecnología asociada al proyecto y el plan de difusión presentado.

La Cátedra AgroBank entiende que en muchos casos la actividad investigadora ligada a la innovación requiere de un impulso adicional para acabar de trasladar a la sociedad los descubrimientos o invenciones que se dan en el ámbito académico, de forma que los logros alcanzados puedan repercutir en un bien para la sociedad que ha financiado dichos trabajos. Para ello, trabajar conjuntamente con la industria agroalimentaria es básico pero, en ocasiones, la conexión entre los investigadores y las empresas no es todo lo fluida que sería deseable, por falta de información sobre lo que se está haciendo en los centros de investigación, o por la escasez de ayudas a la transferencia del conocimiento generado. Por ello, la Cátedra ha creado esta convocatoria de ayudas, de carácter anual, para la transferencia del conocimiento al sector agroalimentario, dirigida a grupos de investigación de universidades públicas y centros de investigación públicos españoles, que han de trabajar conjuntamente con una empresa española del sector agroalimentario, para el desarrollo de un proyecto de innovación de carácter limitado.

En el acto estuvieron presentes, además de los ganadores, la Sra. Carme Sabrí (Directora de AgroBank), el Sr. Antonio J. Ramos (Director de la Cátedra AgroBank), el Sr. Ferrán Badía (Vicerrector de Planificación, Innovación y Empresa de la Universidad de Lleida) y la Sra. Rosario Osta (Directora del Secretariado de Transferencia e Innovación Tecnológica de la Universidad de Zaragoza).

 

Archivo

2018
2017
2016