El Gobierno, con la agricultura familiar.

29/06/2018
  • Luis Planas

El nuevo ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, defiende la agricultura familiar porque “no sólo es producir alimentos”, sino también “capacidad de mantener el territorio rural, sus valores naturales y su proceso de conservación”.
Así lo indicó durante el acto de clausura de la presentación del 25 Anuario de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), donde resaltó la importancia de ese modelo de agricultura para frenar la progresiva despoblación que sufre España, con territorios de menos de 8 habitantes por kilómetro cuadrado.
El ministro cree que hay que tener mucho cuidado con ese fenómeno y luchar contra él para “cuidar España, el medio natural y, sobretodo, a las mujeres y los hombres que viven en los pueblos". Una despoblación que, según el ministro, se distribuye de forma “desigual desde un punto de vista generacional, porque sólo un 6 % de los agricultores tiene menos de 35 años y cada vez hay más hombres y menos mujeres”. El ministro, no obstante, considera que el Gobierno y la UE pueden cambiar las cosas, trabajando en ello.
Sobre la reforma de la Política Agraria Común (PAC), pide más fondos para asegurar el relevo generacional aunque matiza que para atajar este problema también es necesario aportar asesoramiento, acompañamiento y presencia a los que quieran dedicarse a este sector.
En su intervención, también se refirió brevemente a las “guerras comerciales” en el mercado internacional, con productos agroalimentarios de por medio, un hecho que le parece terrible y sobre el que ve conveniente actuar.
El secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, demandó, en su intervención durante la clausura del acto, que no haya recortes presupuestarios en la reforma de la PAC y que si los países tienen que aportan un poco más de su Producto Interior Bruto a los fondos comunitarios, lo hagan. Ramos ha apoyado que la nueva PAC establezca unos techos máximos de ayudas y que los fondos se repartan favorablemente entre todos los sectores productivos.
Por su parte, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, aseguró que la PAC es uno de los “elementos vertebradores más importantes de la UE, y que no se puede ver como un gasto sino como una inversión pública de futuro”. Remarcó que el actual Gobierno tiene el reto de que los productores reciban precios justos en origen y de reequilibrar el valor entre los eslabones de la cadena alimentaria, actualmente en manos de unos gigantes que lo monopolizan todo y generan los precios de venta.

Fuente: EFEAGRO.

Archivo

2019
2018
2017
2016